Shares

Como empresaria, ya te habrás hecho muchas preguntas como, para empezar, la misión de tu compañía y el producto o servicio que la misma ofrecerá. Empero, qué tal lo siguiente: la marca. ¿Cómo ves la marca de tu empresa? ¿Cómo una extensión de ti misma o algo aparte y completamente distinto? Bien, entiendo que esta pregunta podría provocar crisis existenciales de izquierda a derecha pero no entres en pánico. Es una pregunta abierta que persigue una contestación creativa e informada que solamente  puedes proponer. Comencemos entonces a alumbrarte el camino.

En primer lugar, ¿qué es una marca? No es nada menos que la combinación de nombre, lema y diseño, entre otros elementos, que deben unirse fácilmente para ayudar al cliente a distinguir entre bienes y servicios. Ahora bien, es algo mucho mas profundo porque la marca va mas allá de un mensaje o estilo de letra, es percepción. ¿Percepción de quién? Del publico, por lo que necesitas un mensaje enfocado que no sea rígido sino adaptable, capaz de evolucionar con su audiencia. Por ende, tu marca debe cambiar de acuerdo al comportamiento del consumidor, razón por la que debes mantener tu dedo en el pulso.

Los siguientes son dos de los elementos más importantes que debes considerar al momento de crear una marca que conecte con tu publico y te diferencie de los demás.

Mercado Objetivo

Un mercado objetivo es el grupo de consumidores al que un producto o servicio va dirigido. ¿Quién va a usar tu producto y/o servicio? ¿Qué necesidades o deseos va a satisfacer? Por lo tanto, la marca de tu compañía será exitosa únicamente si está en contacto con sus consumidores y a la vez cumple con lo prometido. Por esta razón, es esencial que tengas tu mercado objetivo definido al momento que comiences a crear tu marca. Puedes determinar quien es tu cliente al, entre otras cosas, investigar y analizar tus hallazgos a lo Nancy Drew, preguntarle a tus seres queridos o colegas su opinión, o tal vez pasar un día en el lugar de la competencia para adquirir esa perspectiva. La única manera de saber quien va a comprar tu producto y/o servicio es llevando a cabo un estudio de mercadeo. Luego de encontrar tu público, ejecuta un plan de tal forma que conviertas a prospectos en clientes leales.

Identidad

¿Cual es la misión de tu empresa? Y ¿qué tal sus valores? La marca debe reflejar ambos, así como la cultura, historia, y el plan de negocios. ¿Por qué? Al combinar todos estos ingredientes y dejarlos hervir a fuego lento, producirás una marca que captura la esencia de tu compañía y refleja su identidad. No se trata solamente de distinguirse de la competencia, sino también de ser auténtico. Una vez la marca esté alineada con la identidad del negocio, la misma va a producir un mensaje claro, brindará credibilidad, conectará con el mercado objetivo, motivará al consumidor a comprar, y creará lealtad.

Es imperativo crear y luego mantener una marca sólida. Por lo tanto, toma el tiempo que necesites al momento de investigar, definir y darle vida a la tuya. Tu marca es tu negocio y una realmente grandiosa crea clientes nuevos fácilmente, tiene una base estable de clientes leales y puede ser un agente de cambio positivo dentro de la industria en que opera. Construye una compañía que te enorgullezca.

Escrito por:

Escrito por:

Mayra Nadal Luciano

Mayra tiene un Bachillerato (BS) en Mercadeo con un una concentración menor en Derecho de Bentley University y un Juris Doctor (JD) de la Universidad Interamericana de Puerto Rico. Se encuentra trabajando en la industria financiera de Puerto Rico.